Nuestra Historia

La mayoría de Asociaciones de Contribuyentes empiezan a aparecer en la segunda década del siglo XX, en Estados Unidos y Europa principalmente. Surgen como consecuencia de la creación de diversos impuestos estatales, impuestos necesarios después de una época de gastos y pérdidas cuantiosas debido a la cruenta y dramática Primera Guerra Mundial.

Estas asociaciones son conformadas por empresarios pequeños o grandes, gremios de emprendedores y trabajadores, líderes académicos y civiles, que, si bien aceptan la existencia de impuestos, consideran que la sociedad debe fiscalizar que estos sean racionales y sirvan para que el Estado brinde a los ciudadanos mejores servicios, haciendo un uso eficiente de los mismos. Así, diversas asociaciones de contribuyentes nacen en Estados Unidos (en Utah, Nebraska, California) y en Europa (Suecia, Francia, Alemania).

La realidad en América Latina, sin embargo, fue y es muy distinta. Los inicios del siglo XX en esta región marcan el auge de una economía de corte extractivo, agrícola o ganadero. La gran minería, el boom del petróleo, las grandes haciendas agrícolas o ganaderas, y una incipiente industria se encargan de “pagar la cuenta” de los estados, que, con una precaria institucionalidad republicana y un poder político centralista aún basado en el autoritarismo, no supo ni ha sabido establecer una relación madura con el ciudadano ni ha alcanzado todas las fronteras incluso dentro de su propio territorio.

Así, los altos índices de informalidad “voluntaria” de la ciudadanía y la debilidad del Estado para fomentar el cumplimiento de la ley, se convirtieron y siguen siendo a la fecha, quizás los principales obstáculos que enfrentan la mayoría de países latinoamericanos en su camino al desarrollo, y el Perú no es ajeno a esta realidad.

En un contexto así, la Asociación de Contribuyentes del Perú –Contribuyentes por Respeto- nace en agosto del 2012 con una doble misión. Por un lado exigirle al Estado el correcto uso de los recursos de los ciudadanos, pero también convertirse en un referente y un promotor de una cultura de contribución con el Estado y de respeto a las instituciones.

Fernando Cáceres, su primer presidente, y un grupo de académicos y emprendedores peruanos, fundaron Contribuyentes por Respeto, recogiendo las experiencias y el ejemplo de otras asociaciones de contribuyentes del mundo. Los primeros auspiciadores de esta iniciativa fueron empresas privadas, personas naturales y fundaciones internacionales que vieron en este proyecto, una oportunidad para defender los valores de la libertad económica, la libre competencia, la eficiencia en el uso de los recursos estatales y la participación ciudadana en el diseño de políticas públicas.

Cinco años después, Contribuyentes por Respeto defiende los mismos valores que la motivaron a nacer, es una organización más sólida y reconocida en el debate público, cuenta con un Directorio activo, un equipo multidisciplinario, y es presidida actualmente por José Ignacio Beteta, historiador y especialista en políticas públicas, quien fue nombrado Director Ejecutivo en Noviembre del 2015, asumió el cargo de Presidente en Julio de este año y culminará su período de gobierno en diciembre de 2018.

Tú también puedes ser miembro de la Asociación de Contribuyentes del Perú. Tu aporte es importante porque fortalece nuestra voz, nos ayuda a ser más legítimos en nuestra representación y rigurosos en nuestra gestión, y enriquece la vida de esta institución que te representa a ti y a todos los peruanos.

Si quieres ser miembro de la Asociación de Contribuyentes, envíanos tu solicitud de admisión firmada a la siguiente dirección de correo electrónico: admision@respeto.pe o en físico a Jr. Monterrey 373, oficina 901, Santiago de Surco.

Únete en las redes